Hace unos años era impensable poder estar en un taller de desarrollo personal a tiempo real desde casa, sin embargo, hoy es una realidad.

Según mi experiencia, para recoger frutos de esta experiencia virtual hemos de poner atención en cuestiones que ya están presentes cuando acudimos a una sala y que no nos van a llegar a través de la pantalla.

Y es que cuando me conecto virtualmente, puede que 10 minutos antes estuviera recogiendo la cocina, saliendo de la ducha o durmiendo la siesta, ya que aparentemente sólo tengo que presionar unos cuantos botones para estar en el taller y así me pierdo el paso previo que nos va conectando cuando acudimos a una sala andando, en bici o en avión: el camino.

Pues bien vamos a ver de qué forma conectarte y hacer camino desde casa antes de tu encuentro online.
 
 

¿Qué puedo hacer para preparme?

  •  
  • Limpieza energética del espacio. Lo más sencillo y básico es empezar ordenando y limpiando la habitación que vayas a utilizar. Míralo como una oportunidad para generar belleza en tu hogar. Una vez finalizada la limpieza física, puedes visualizar como pared a pared pintas con luz toda la estancia, incluyendo techo y suelo, y con especial atención a los pequeños rincones.
  • Utiliza las plantas. Desde prender atados de hierbas, resinas, sahumerios o varillas de incienso de alta calidad hasta incorporar una planta que te inspire y te vaya a acompañar. Para quemar, mis favoritas son la madera de palo santo, la salvia blanca y la resina de copal. También utilizo aromaterapia con aceites esenciales que me pongo en la piel o en el difusor. 
  • Ponerse en disposición. Disposición proviene del latín y significa «acción y efecto de poner en un lugar adecuado». Por tanto, ponernos a disposición del taller pasa por colocarnos en un lugar interno adecuado, coherente, en armonía con nuestra intención. Pregúntate varias veces qué te ha llevado hasta la lista de confirmadas en ese taller y pregúntate también el para qué. Si es un taller de movimiento, podrías empezar calentando tu cuerpo. Si se trata de un taller de meditación, podrías estar preparada 15 minutos antes de conectarte y tomarte ese tiempo de silencio. Sintonízate.
  • Hidratación. Siempre, siempre, siempre prepara tu agua favorita (saborizada con pepino y albahaca, natural, con un mineral dentro, en infusión,…) junto a tu dispositivo.
  • Prepara un altar. ¿Te preguntas qué es un altar? Para mí, sencillamente, se trata de un acto creativo que me recuerda que además de un ser material, encarnado y físico, soy un ser espiritual. Abajo te dejo 3 ejemplos de altares de casa con ideas por si te inspiran.

Te muestro algunos de mis altares

Este altar está fijo, en la habitación en la que duermo, junto a mi cama. Contiene elementos que quiero que me acompañen de forma sostenida.

En él está presente y reinando la FLOR DE LA VIDA, una figura de geometría sagrada que representa la unión con el todo. Y está impresa en mi pandero, cuyo sonido me conecta muy rápido hacia dentro.

Puedes utilizar oráculos en forma de cartas para pedir un mensaje y colocarlos en tu altar el tiempo que sientas que te pueden acompañar. Aquí tengo a la diosa Cerridiwen, de la muerte y el renacimiento, que me acompaña desde el día de mi cumpleaños.

Cuando uses velas, te recomiendo que sean de cera de abejas. Las flores que ves son el regalo de la boda de unos buenos amigos, y también hay elementos del mar, minerales y un cisne hermoso que me regaló mi pareja cerca del parto de nuestra tercera hija.

 

Aquí te muestro un altar de honra al AGUA.

Como ves, he utilizado elementos marinos (caracolas, un cachalote y la cola de una ballena) además de elementos minerales.

Este altar lo he creado con la intención de que me dé soporte para abrir los círculos de mujeres online; de ahí que haya tanta agua, con la que me siento profundamente conectada, y también 3 piedras que son muy especiales para mí.

Coloqué con mucho amor la carta del animal de poder de la BALLENA que me acompaña en mi proyecto.

El elemento agua está presente de dos formas. Por un lado, hay agua en un cuenco que me enamoró por su similitud con la arena de la playa y el color del del Océano, creado por un ceramista amigo. Y por otro, el agua emana hacia el cielo desde mi difusor de aceites esenciales.

También hay una carta que aún es un hermoso misterio para mí.

 

 
 

Este altarcito es una delicia. Está en la zona de juegos y es para mis hijos. Ellos lo van modificando y lo embellecen.

Se compone de una muñeca de lana natural abatanada que representa a Madre Tierra y cuatro enanitos llamados invierno, otoño, primavera y verano.

Hay una pequeña planta como elemento vivo en crecimiento.

 

Recopilemos ideas sobre los elementos para tu altar.  Recoge lo que para ti sea significativo.

  • Minerales
  • Símbolos de geometría sagrada
  • Un regalo de alguien que amas
  • Piedras, ramas, hojas, plumas,… que hayas recogido en la naturaleza
  • Una pequeña escultura o  animalito de juguete que te conecten con las virtudes que deseas cultivar
  • Representación de los 4 elementos: una vela para el fuego, incienso para el viento, una piedra para la tierra, un cuenco con agua para el agua.
  • Fotos de personas inspiradoras, de un momento que has vivido y sea muy especial para ti.
  • Añade un elemento esté vivo y en crecimiento: pon una pequeña planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *